domingo, 14 de febrero de 2010

VOLVER...


Cuando vuelves a tú tierra, a tú lugar, con tú gente, a tú casa...en fín, cuando vuelves...Piensas, crees, que todo habrá cambiado, que nada será igual, que tus amigos ya no llevaran la misma vida. Ha pasado tanto tiempo, que no puede ser que sigan con la misma rutina con que los dejaste.
Esperas fuegos artificiales, que hagan una fiesta local, que todo el mundo se pare porque has llegado. Como en las peliculas, todos de fiesta y felices, todos esperándote...
Pero no, nada es así...Todos siguen con la misma vida, tú sí que la cambiaste, tú si que te fuiste, pero ellos no. Siguen con sus mismos trabajos, sus mismos problemas, su misma casa...No hay fuegos artificiales, ni fiesta, ni se para el mundo. Lo único que hacen es pararse a saludarte y a hacerte las preguntas de siempre, diciendote lo contentos que están porque has vuelto y lo bien que te conservas (eso quiere decir, que estas mayor, pero aún potable) y lo peor es cuando ves a sus hijos y te das cuenta que ya no son los enanos a los que dabas la mano para cruzar la calle...

8 comentarios:

La Queli dijo...

Es que aunque no parecemos darnos cuenta, el tiempo pasa inexorablemente. Y cuando vuelves, ves que nada es como recordabas, que todo ha evolucionado, todo menos tus recuerdos. Ley de vida, que dicen por ahí.

Por cierto, lee mi comentario en tu post anterior, que te he dejado una dirección, por si te gusta para que pongas un aparatito en tu blog.

Besucos.

mamuma dijo...

Tienes razón, cuando volvemos pensamos que todos esarán pendientes de nosotros pero no es así,nosotros somos los que nos hemos ido.ellos siguen ahí.

Aida dijo...

El tiempo pasa para todos, no hay nada que hacer...

Amig@mi@ dijo...

Yo nunca volveré, después de varios lugares... Mi casa está aquí.
Te echo de menos :(
Un abrazo

IBE dijo...

No hija, aquí no tenemos la americana costumbre del pastel de calabaza de la vecina cotilla, dándonos la bienvenida, gracias a Dios, odio que se te cuelen en casa, la buena vecindad en su justita medida.

Me alegra un montón tu logro con vencer el vicio, aunque haya sido debido a un susto, pero no hay mal que por bien no venga.

Un beso y continua en la lucha!!!

Estela dijo...

Bueno, yo nunca siento que vuelvo porque cuando marcho por mucho tiempo empiezo a pensar que mi hogar es allá y no el que dejé atrás. un abrazo,

CASIOPEA dijo...

A mi me pasa eso cada vez que vuelvo al pueblo, llego con la esperanza de que algo nuevo va ha pasar y la verdad es que todo sigue igual que siempre y durante toda la vida.

que razón tienes

RAMPY dijo...

Es que la vida cambia, mientras algunos no cambian.
y mientras tanto intercambiamos tiempo por experiencia.
Un beso.