martes, 6 de abril de 2010

TERAPIA DE BLOG...


Hay un síndrome que se llama del "nido vacío", que os puedo asegurar que es la pera, yo aún no le tenía cogido el hilo, pero llevo una temporada que estoy para que me encierren...
Las de mi generación, ya sabeis que tengo cuarenta y taaaaaaaaaaantos, aún formamos parte, la gran mayoría, de las que hemos vivido por y para la familia.
Sí, estudiamos, yo para más datos, tengo dos carreras, los titulos colgados en la pared, con un marco que te "cagas" y que no veaís lo que decoran...
Pero de lo que somos expertas es en ser de todo un poco y cuando ese de todo un poco ya no le sirve a nadie, es cuando te sientes la persona más inútil que hay, incluso tienes la sensación de que tú vida ya es como esperar el final.
¿Como a estas alturas, me voy a ir con mis titulos de ingeniería a buscar trabajo???, si es que me parto, y encima con crisis..."Oiga, que mire, que yo es que resulta que he sido de las gili...que han estado cuidando de todo el mundo y ahora me han dado la patadita...podría darme algún trabajito de ingeniero industrial???"...esperar que me siente para reirme.
A quien le haces falta?...absolutamente a nadie.
En casa eramos papá, mamá, hijo, hija, tres perros, dos canarios...y tantas ilusiones. Y ahora ya solo estamos él y yo, bueno, y Trufa, que está más payá que pacá...
Te compras la casa de tus sueños, para que en ella quepan todos, para que cuando tengan pareja, hijos o lo que les de la gana, no hayan problemas de espacio...pero luego sabeís lo que pasa?, que te dán una delicada patadita en el culo y te dejan con tú ilusión más sola que la una, porque en el fondo era tú ilusión, no la de ellos...
Mi hijo es marino, vamos, como para verlo todos los días y mi hija es una impresentable, que en estos momentos no sabemos ni donde está, bueno, yo sí, ya sabeís que soy una experta "jaquer" y ni el CNI controla como yo...y menos mal, porque de lo contrario me habría vuelto loca. No empecemos con lo de la intimidad de los hijos, que queda muy guay y chachipiruli, pero cuando no sabes si uno de tús hijos está vivo o muerto, o que demonios es de su vida, esa intimidad te la pasas por el forro de los coj...con perdón.
Bueno, pues eso, que ya me he desahogado y eso que no me he puesto a hablar de las relaciones de pareja a estas edades, que entonces ya es para "mear y no echar gota",con perdón, pero no sabeís la de palabrotas que digo ultimamente, pero tampoco sabeís lo rebién que me quedo después de haberlas dicho...
Menudo rollo he metido, con todo esto hubiera tenido para hacer dos o tres entradas por lo menos...

12 comentarios:

mamuma dijo...

La vida es así,Animo

Kassiopea. dijo...

Hay temporadas mejores y temporadas peores. Pero tú aún eres joven. Disfruta.

ROSALIANM dijo...

Cariño, sueltalo todo y vomitalo fuera, aunque sea en el blog, que para eso es un blog...para sacar esa parte que escondemos a los que se suponen que nos quieren y nos comprenden.
Un abrazo muy fuerte de tu amiga bloguera.
Rosalía.

Juan Carlos dijo...

a) Los hijos no tienen intimidad, a pesar de lo que digan los totolculos de los políticos, hasta que son mayores de edad, independientes económicamente, se han ido de casa, y aún así...
b) soltar tacos es mejor terapia que guardárselo todo que es lo que luego hace coger la escopeta y cargarse a la gente en un centro comercial como hacen en los USA esos.
c) estás en la mejor edad que has tenido o tendrás ¿por qué? porque es la de AHORA
d) vended la casa (cuando pase la crisis) y coged algo más pequeño y cuando vengan a veros que se queden en la pensión del peine.
e) he dicho.
Salu2

alma máter dijo...

Bueno Carla, has soltado todo como una metralleta “tatatatatatatat...” De vez en cuando viene bien desahogarse!!
Lo de que los hijos se vayan, supongo que es ley de vida.... no se... bueno.. lo de tu hija es otra “historia”... pero pienso que como madre estás haciendo lo que tienes que hacer, vamos... como tu dices... llega un momento que ni intimidad de los hijos ni leches!!! Creo que ya te lo conté en alguna ocasión, pero yo tengo tanto que agradecer a mi madre por haber “invadido mi espacio y mi intimidad” en un momento muy malo de mi vida.. que tengo CLARÍSIMO que en caso de necesidad, haría lo mismo.
Así que tu pa’rriba, eh???? son etapas en las que vemos todo negro, y nos parece que todo lo hacemos mal, que nadie nos necesita... pero son etapas...

Un beso fuertote!!!

Ana dijo...

Lo dices bien viviste de acuerdo a tu generación ( no tan lejana de la mía - 39 años), pero ahora tienes que vivir tu y para ti.

Cuantas veces he soltado el royo " a ver cuando crecen" y puedo salir con mi marido de vacaciones...pues ahora es tu mo mento, vuestro momento.

Ya se que es fácil hablar desde fuera, pero es lo que hay. Aprovecha las horas muertas que antes no tenías para haceres lo que mas te guste. Pasear, leer, hacer un curso, viajar,...pero no te encierres, eso es mortal.

Un besazo!

Amig@mi@ dijo...

Pues, sólo decirte que SALVO EL PROBLEMA DE TU HIJA, TODO LO DEMÁS, LO PODRÍA FIRMAR YO.
Si, TODO.
Si vieras como te entiendo, Carla...
Tú y yo nos llevaríamos la mar de bien.
Te mando un abrazo de igual a igual.
;)

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Quizás ése sea uno de nuestros mayores errores: que pensamos y planificamos "por el bien de los hijos" y lo que desean es estar lo más lejos posible.

En fin, por lo menos el blog te permite ahorrar una pasta en psicólogos. Malos tiempos de crisis. ¡Ánimos!

Juanml dijo...

No es para que sirva de consuelo pero de una forma u otra todos estamos en el mismo barco. Yo por mi edad (52) y en el lugar que estoy prefiero trabajar en algo que nunca pense haria, en vez de "mendigar" un trabajo en el area que estudie, y es solo un pequeño ejemplo de como andan las cosas en general. En tu caso estas en tu medio y con el caracter que tienes (y todavia joven, debes creerlo) estoy seguro tendran que "soportarte" por mucho tiempo, asi que siga dando "patadas" y diciendo en voz alta lo que piensa, es bueno que los "equivocados" escuchen.

La Queli dijo...

Es como mi historia contada por otra. Supongo que todas las que tenemos cuarentaytantos tenemos vivencias parecidas.
Yo como tu, pasé mi vida cuidando a mis hijas y cuando me planteé iniciarme en el entorno laboral... tenia 42 años, recien sacado el carnet de conducir y todas las ilusiones del mundo..... y mi título de administrativo se descojonaba de la risa.... ya no tenía edad adecuada y solo logré colocarme como queli, yasabes, la quelimpia, ajajajaja, pero estoy encantada de la vida, tengo independencia y no consiento que me toree nadie. Y estoy orgullosa de mi trabajo, pues lo hago bien y bueno, no era el trabajo de mis sueños, pero ahora es le trabajo de mi vida, y me produce una buena vida y gran satisfacción.
Y mis hijas cualquier día alzan el vuelo... la mayor sobretodo, que está muy rebelde y me amenaza con huir ( ya sabes de qué va), de momento la tengo aquí, pero... nunca se sabe.
El resto.... pues nada, a vivir que son dos días....
Besucos.

jordicine dijo...

Nasda es eterno. Ni lo bueno ni lo malo. Un saludo y hasta pronto.

jordi dijo...

Vaya, Vaya ! Carla.
Así es la vida, ves no se sabe nunca si lo hemos hecho bien o mal, al final lo hacemos como creemos mejor...

Eres joven, y para que te des cuenta imaginate con 10 años más...

Busca trabajo, de ingeniera no, de lo que sea, mantente ocupada tú y tu mente.

Abre el abanico de amistades y relacionate con gente nueva de trabajo, de cursos formativos, es una muy buena época para realizar cursos empiezan ahora en todos los lugares y la mayoría gratis elige.

Y vive !! y piensa en ti nena !!