martes, 6 de octubre de 2009

NUNCA LO OLVIDARÉ...



Llamaron por teléfono, una tarde, sin esperarlo. Ella oía como él hablaba y decía: "Una niña?, fenomenal. Que tiene un hermano?, mejor que mejor, como si son más...".
No se lo podían creer. Dos de golpe, y sin esperarlo. Tenían que ir a recogerlos al día siguiente...Y ahí que fueron.

La pequeñaja dormía, como si estuviera en "coma", no la despertaba ni un terremoto...El pequeñajo fué distinto, tenía un añito y no paraba de llorar, no sabía que estaba pasando, todos eran extraños y no se fiaba de nadie...

Solo llevaban lo puesto de equipaje, nada más, les habían puesto la mejor ropa, eso es lo que tenían de su pequeña vida...nada.

Por la tarde, rapidamente a comprarles de todo, pero de todo, todo...Cuando a la pequeñaja intentaron separla de los brazos de ella, para probarle unos zapatitos, se puso a llorar desconsoladamente, como si con ello le fuera la vida. Su hermano, se puso a mirarla, y a pesar de lo enano que era, se aferro al cuello del hombre que en esos momentos lo llevaba en brazos... La dependienta que les atendía, los miró y dijo: "nunca he visto a unos niños tan empadrados...que barbaridad, ni que tuvieran miedo de perderlos..."

16 comentarios:

Mon. dijo...

je, je, me los imagino, que monos.

Amig@mi@ dijo...

Realmente esos padres fueron afortunados ( no sé si eres tú o alguien de tu entorno )
Tengo una prima que espera hace 3 años...
Un besote

Aida dijo...

Qué bonito! Me imagino que un comienzo así, con tantas inseguridades por parte de los pequeños, tiene que ser complicado...
Aún así, ha merecido la pena, seguro...
Un beso

carla dijo...

Mon, no sabes en cierto modo, la pena que da verlos tan desamparados...

Montse, me has dejado un comentario en el anterior post, diciendome que esperas una respuesta. Supongo que es a la duda que tienes en este coment. Pués sí, eramos la menda y mi chico. Con 22 años, y no sé si tenían más miedo los enanos o nosotros...Lo que he contado pasó realmente. Dile a tú prima que no desespere, aunque hoy en día lo han complicado todo, y lo ponen más dificil. Besos.

Aida, inseguridades los peques y no te imaginas los papis...

alma máter dijo...

Miedo a quedarse solos.. No me extraña!!
Un amigo mío adoptó a una niña chinita, y el primer día que fueron a un restaurante chino tuvierón que salir corriendo. A la niña la dió un ataque.
No sabemos realmente porqué, pero no quiero ni imaginarme lo que tuvo que vivir antes de ser adoptada...

Un beso Carla!

carla dijo...

Alma, no sabes lo asustados que están, da igual que sean de este país como de otro, ellos lo único que ven son extraños, y por las experiencias que han tenido, para ellos todos son enemigos. En cuanto alguién les hace el más minimo cariño,para ellos es un mundo...

RAMPY dijo...

Es curioso como a veces, la naturaleza o llámalo x nos pone en ciertas situaciones en las que nos encontramos completamente desamparados.
Un rampybeso

Ana dijo...

Seguro que sabrán agradecer con cariño, lo que nunca han tenido.
Es una alegría saber que siempre hay alguién dispuesto a acoger a estas criaturas, pena que tarden ( y compliquen)tanto los trámites. Seguro habría mucha mas gente dispuesta a adoptar.

Besitos

Frabisa dijo...

Afortunados todos, los papis y los nenes.

TEner hijos es una alegría, sin duda, y quizás más si la espera ha sido larga.

un beso

STEVE dijo...

Espero que hoy en dia sepan entender la fortuna que tuvieron, ya veo que vosotros si lo sabeis.

Imagino también lo que debe de ser dos de golpe y ya con cierta edad... pufff

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Se les toma un cariño... aunque no sean propios. Nosotros acogimos a un bielorruso durante dos veranos y fue como un hijo. Ahora lo tenemos en Nueva Zelanda.

carla dijo...

Rampy, en más ocasiones de las que nos imaginamos.

Ana, demasiadas complicaciones con los tramites, pasa el tiempo y los niños ahí están sin el cariño de nadie...

Frabisa, la verdad es que todos son afortunados.

Steve, ni te lo imaginas...

Gregorio, no tiene nada que ver. Una cosa es tener un niño unos días, y otra cosa adoptarlo osea, parirlo.Nosotros hemos tenido niños saharauis algún verano, y nunca podrán ser como tús hijos. Los tratarás como a uno de ellos, pero sabes que un día cercano se irán y que tienen su propia familia. A los hijos de uno(tanto biológicos como adoptivos) no se les toma cariño, se les adora...

CASIOPEA dijo...

me ha puesto los pelos de punta, me ha gustado mucho que bonita historia, la verdad. me gusta mucho.

¿me dejas que me quede por aqui?

CASIOPEA

carla dijo...

Casiopea, puedes quedarte todo lo que quieras.Gracias...

CaZp dijo...

Hola! he venido a visitarte, conocerte, agradecerte tu visita y tu elogio.
Y me encuantro con un océano de humanidad desbordando las orillas de tu blog.

Felices emociones! =)

continuamos leyéndonos O_O

Amig@mi@ dijo...

Más bonito aún.
Enhorabuena por la decisión y por el desenlace.
Besos