viernes, 27 de febrero de 2009

MIEDOS...


No sé si llamarlos miedos o neuras, es una mezcla, también pueden ser obsesiones, en fín de todo un poco...Pero realmente me gustaría pasar de eso y no temer a nada, me gustaría ser más valiente, por ejemplo, y que no sirva de cachondeo, me encantaría ser como la Mercedes Milá, esta no debe tener miedos ni gaitas, y se atreve a decir lo que piensa, sin importarle lo que pueda decir la gente...
Por ejemplo, cuando saco a los perros, siempre voy mirando para que nadie se moleste, por si se hacen "pis" donde no toca o si alguién se puede molestar y ponerse como un animal antes de que a mí me de tiempo a recoger sus "cosas",porque fijo, que los de mi calle en cuanto oyen mi puerta, me controlan, me espían a través de las ventanas, para ver donde coño (con perdón), mis perros hacen sus cosas, como si en Graná solo existieran los míos...Otra cosa es el coche, si voy con alguién no tengo ningún problema, pero si voy sola, lo tengo que tener todo planificado, tengo que saber si donde voy hay sitio para aparcar, por donde tengo que ir y ¿si pincho?, y ¿si me pierdo?, y ¿si se me para el coche?...en fin, un poema.
Hubo una temporada que no soportaba los sitios cerrados con gente, todo empezó cuando acompañé a mi hija, toda chula yo, a un concierto de los "triunfitos", de los primeros, osea que ya hace su tiempo, sin saber porqué, salí corriendo al ver tanta gente, menos mal que también venía una amiga con sus hijas, porque sino mi hija aún me está buscando. Desde ese momento, no soportaba las multitudes y menos en sitios cerrados.Yo le echo la culpa a los de operación Triunfo, que me traumatizaron de por vida...
Seguiría, pero esto se va a hacer muy largo y tampoco es cuestión de que me cojaís miedo...

11 comentarios:

alma máter dijo...

Yo creo que todos tenemos nuestros "miedos". Por ejemplo, yo soy muy asustona. No puedo ver una peli desagradable ni de miedo. Soy de las que se tapan hasta los oidos, así que imaginate en el cine el numerito que monto.
En el coche al principio me pasaba como a ti. Ya no. Paso del personal, la verdad, y si me quedo tirada, pues que piten. Al final te vas dando cuenta que la gente va a su "bola",pues ¡hala! tu también.

Un besote y buen fin de semana!!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Fíjate que yo tengo miedo a los perros. Es porque de pequeño fui perseguido por ellos en numerosas ocasiones aunque siempre se quedaron en un susto.

Hay dos tipos de gente que no soporto respecto al tema:

1- Los que dejan libres a sus perros que hagan lo que les da la gana. Hoy, corriendo, en Joaquina Eguaras un perro empezó a perseguir a un corredor. Éste, con toda la razón, le ha soltado de todo a la dueña porque no lo tenía sujeto.

2- Los intransigentes que en cuanto ven a un perro por la calle ya le están dando las quejas al dueño. Si el perro está sujeto, se hace sus necesidades y el dueño cuida de ellas, no hay por qué dar queja alguna.

Son los dos extremos vistos desde ambos lados. No me caen bien ni los unos ni los otros, por igual.

carla dijo...

Yo tampoco soporto a la gente que lleva su perro suelto, porque tengo miedo que vengan hacia a mí y si yo llevo al mío se puede liar.Fijate si es obsesión que antes de salir miro por si hay alguno suelto...

francisco dijo...

Estando sol@ los miedos se llevan peor.
Me alegro de que sigas saliendo, señal que los manejas.

Saludos.

Suricato dijo...

ya casi acabo con los 20... jejeje

Hola!

Vieras que el 13 de marzo mi blog cumple su primer añito...igual no es mucho, pero para celebrarlo preparé un tema y algo así como la recomendación de las 20 páginas que me parecen más interesantes

y decidí agregar tu blog ;)

lo llamé Suricato Awards jijiji

visita el blog ese día, el enlace quedará permanente hasta el próximo suricatoaniversario

Saludos desde Costa Rica...

;)

carla dijo...

Suricato, es un verdadero placer estar entre tus 20, gracias, será lo primero que haga ese día...

Nefer dijo...

Yo comparto con Gregorio el pavor por los perros y muchos otros miedos, con los que rozo casi la obsesión, y ya te digo yo que no es nada saludable vivir así... un cómodo diván y un buen psicólogo y a superarlos..

Besillos.

CESAR dijo...

El miedo es libre, ese es el título de la última entrada de mi blog. Prueba a ir a otro tipo de conciertos, seguro que te quedas. Un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

De acuerdo con alma, todos tenemos los nuestros, pero de los que tu cuentas el único miedo es el de los espacios llenos de gente, lo otro yo lo calificaría de "manías", que también cada uno tiene las suyas.
Un beso

carla dijo...

No he vuelto a ir a ningún concierto, y menos de los triunfitos, ahora tengo miedo de que me pase lo de aquel día, otra manía...

sonia7386 dijo...

Yo creo que todos tenemos miedo a algo, algunos seran mas grande o mas pequeños pero todos tenemos alguno, yo sin ir mas lejos no soporto a los perros, que no me han hecho nada? vale pero pufff es algo que cuanto mas lejos este de mi mejor que mejor jejeje besitos