jueves, 21 de mayo de 2009

CUANDO DUELE EL ALMA...


He hablado con mi hijo...hacía tiempo que no lo hacía, y me ha dejado, ¿como diría?...¿con el alma rota?, o ¿es demasiado?. No lo sé, pero cuando una madre ve a su hijo mal, todo lo que siente es poco. Quieres que siempre este feliz, que no se venga abajo, que los problemas no le influyan y que intente superarlo todo sin sufrir.
LLevan cinco meses navegando, sin parar, solo cuando tocan puerto, en los que están pocos días. Es como un Gran Hermano, solo tienen relación con ellos mismos a todas horas, comen, estudian, trabajan, duermen...sin ver a nadie más, viendo siempre las mismas caras, sin tener apenas contacto con la familia.
En el barco siguen dando clases y tienen exámenes todos los días, a parte de las prácticas que conlleva su profesión.
No tienen tiempo para nada, el nivel de estudios es alto, equiparado a una ingeniería superior, por lo que los estudios les llevan gran parte del tiempo, sumando a esto las maniobras que hacen en el mismo barco...
Cuando llegan a puerto la mayoría de veces tienen gran cantidad de actos oficiales, ya que EL JUAN SEBASTIAN EL CANO es como una embajada española y por lo tanto tienen actos protocolarios, que se suman también a todas sus demás obligaciones.
Cuando ya se lleva tanto tiempo en el mar, sin saber casi de nadie, ni siquiera de lo que está pasando en su país, supongo que llegan a un punto en que se llegan a "desesperar", cualquier problema, por pequeño que sea para ellos es un mundo...
Y hoy se vé que mi hijo ha llegado a ese punto...lo único que quiere es acabar y volver. Volver a su pais, con su gente, con sus amigos y sobre todo con su familia...
"Mamá, no sabes lo solo que te sientes y lo que echas de menos a tú familia"
Hoy me ha dicho que nunca se había sentido tan solo, es estar solo rodeado de gente, y eso es lo peor...
Supongo que se le pasará, y que es un bajón que ha tenido. Pienso que es normal...pero me ha dejado tan...¿como lo diría?...¿con el alma rota?...

13 comentarios:

Suricato dijo...

vaya, que fuerte sinceramente mis respetos y pues la mayor perseverancia y fortaleza que sean posibles...fijo él va a llegar muy lejos y no me refiero a distancias sino a la realización personal

para tí carlita un gran abrazo y adelante, las pruebas más duras son también las que nos dejan las mayores enseñanzas

Suri

carla dijo...

Suri, eres un encanto...gracias, y un gran beso.

Mary Lovecraft dijo...

Ay mi niña, no puedo más que enviarte un beso gigante y abrazote de oso...¿sabes? yo pienso (por lo poco que conozco) que dentro de tu joven hijo se está forjando un gran hombre, él lo sabe (casi sin darse cuenta) de hay el gran sacrificio que realiza día a día, y tú lo sabes, de ahí tu alma rota cuando ves las consecuencias de ese gran sacrificio.
Es normal que se sienta así, dado el ritmo de duro trabajo y aislamiento al que se halla sometido, pero tiene tanta fuerza interior como su madre y lo que es más importante, la tiene a ella, tú, tal como ella lo tiene a él.

otro beso enorme

Mary Lovecraft dijo...

*donde puse 'hay' quise poner 'ahí', me emocioné escribiendo

Nefer dijo...

Carla todo eso es normal, son muchos meses lejos de la familia, de su hogar, en un estado de continua presión, es normal que llegue un momento en que se sienta así, no te preocupes, los bajones pasan, seguro que también momentos estupendos que no olvidará jamás y seguro que harán que los malos merezcan la pena.

Animo y besillos

carla dijo...

Mary, es que eres un cielote, hasta me has emocionado a mí...otro abrazo de oso para tí, y un gran beso...muaaaaaaaak.

Nefer, es que los presionan demasiado, lo que quiero es que pase y que no se lo tome todo a la tremenda, pero claro, hay veces que se hunde..y no solo él, en general todos han llegado a tener sus "momentos"...un besote.

ROSALIANM dijo...

un beso y un abrazo para ti y tu hijo.

alma máter dijo...

Carla cielo, siento que esté así y que a la vez tu estés triste.
¿Cuándo vuelve? ¿cuándo le ves?.

Te mando mucho ánimo, y un abrazote muy muy fuerte!!!

Ana dijo...

Esto me recuerda cuando estuve encerrada en un centro de desintoxicación, durante 6 años.
Igual te sientes sola, apenas tienes contacto con la familia y el exterior.
El primer año fue muy dificil, luego uno se habitua. Por lo que te digo que estés tranquila.Es solo un bajón, pronto verá todo con otros ojos.

Besitos

Aida dijo...

Se le pasará seguro. Todos cuando estamos estresados, estudiando y bajo presión tenemos bajones. Yo diría que incluso son necesarios para recuperarse y levantarse con más fuerza...
Verás que en un par de días todo va mejor :)
Ánimos!

estela dijo...

Y no es para menos. Saber que tu hijo está así es para desesperar, pero el tiempo pasa, y cura, verás como esta soledad solo es pasajera y pornto lo volveras a tener contigo. Los sacrificios tienen, al final, grnades satisfacciones.

Un beso grande.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

El hombre (o mujer) es sociable por naturaleza. Encerrarse en un bote durante tanto tiempo sin contacto con el medio terrestre y otras personas distintas es normal que lleve a esta situación.

Verás cómo pronto se repone y lo ve como una anécdota de su vida. No sufras.

carla dijo...

Gracias a todos, la verdad es que viene bien el desahogo en el blog, porque siempre encuentras amigos para que te animen. Besotes para todos....muaksssssssssssssssssssss.