sábado, 24 de enero de 2009

DECALOGO PARA HACER DELINCUENTES


Lo acabo de leer en el blog de Emilio Calatayud (juez de menores).La verdad es que si lo seguís a rajatabla o incluso si solo practicais algunos de sus puntos, os puedo asegurar que surte efecto, ahí os lo dejo y vosotros mismos:

-Desde su más tierna infancia, dé a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que él mundo entero le pertenece.

-No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

-Cuando diga palabrotas, celébrelo con unas sonoras carcajadas. Eso le animará a hacer cosas todavía más graciosas.

-Nunca le regañe ni le diga que ha obrado mal. No le reprima. Podría crearle complejo de culpabilidad.

-Recoja todo lo que deje tirado por ahí... así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.

-Dejele ver y leer todo lo que cae en sus manos. Esfuercese para que los platos, cubiertos y vasos que utiliza su hijo esten convenientemente esterilizados, pero no se preocupe por que su mente se llene de basura.

-Riña a menudo con su pareja delante del niño. De esta forma conseguirá que no le afecte demasiado una ruptura de su familia, quizá provocada por su propia conducta.

-Sean generosos, que su chico tenga todo el dinero que pida. Que nunca le falte un euro en el bolsillo. No vaya a sospechar que para conseguirlo es necesario trabajar.

-Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle graves frustaciones.

-Pongase de su parte en cualquier conflicto que tenga el chaval con sus profesores y con sus vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

Un internauta escribió: He seguido a rajatabla todos los consejos y puedo asegurar que funcionan:"Mis hijos me acaban de echar de casa".

2 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Me encanta la forma de actuar del juez pues sabe reeducar a los jóvenes no haciéndoles perder el tiempo sino aplicando actividades correctoras que luego reconduzcan sus conductas.

Franfri dijo...

La verdad es que siempre me ha llamado la atención este juez y su forma de actuar, pues creo que tiene mucha razón en sus planteamiento y procedimientos.

Un saludo. Me ha gustado mucho tu blog.