jueves, 8 de enero de 2009

HOMBRES


La idea de que los hombres que engañan a sus mujeres siguen un guión puede parecer ridícula, pero así es: una y otra vez se repiten las mismas situaciones y las mismas palabras. Hombres ricos y pobres, de ciudad y de pueblo, de casi todos los grupos étnicos, jovenes, viejos y de mediana edad, procedentes de todas las clases sociales: en todos los casos se produce EXACTAMENTE la misma historia y esta se desarrolla casi siempre en el mismo orden, como si de un guión se tratara.

Es divertido, triste y absolutamente asombroso: los hombres infieles hacen y dicen exactamente las mismas cosas, y en el mismo orden. Pensamos que la infidelidad gira en torno al amor, al sexo y a encuentros misteriosos e ilícitos, y es cierto. Pero, al mismo tiempo, los hombres hablan y actúan como si siguieran un guión.

Todas hemos oído fragmentos y partes del guión. Estamos al corriente del misterio, las mentiras, las llamadas telefónicas extrañas, el pintalabios en el cuello de la camisa... es probable que conozcamos también parcialmente las modificaciones que ha sufrido el guión con el advenimiento de los teléfonos móviles, internet y las tarjetas de crédito.

Espero que con esto no se me enfade ningún hombre, es lo que hay, de lo que si estoy segura es que muchas mujeres, tanto las engañadas como las que han sido o son "las otras", saben perfectamente a lo que me refiero y de lo que hablo, o no?.

3 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Enfado ¿por qué? Si ocurre, pues ocurre y no se puede negar que sucede en muchos casos.

Por otro lado, está el tema de que las mujeres parecía que antes eran totalmente fieles y ahora ya no lo son tanto. ¿O es que se le da más cancha al tema y antes se escondía bajo el mayor de los secretos?

carla dijo...

Las mujeres pienso que son mas fieles, pero desde luego "haberlas hailas" y antes se sabía menos, porque al hombre más o menos se le consideraba un "machote" y a la mujer "tu ya me entiendes"...

Aida dijo...

Tal vez sea cierto, aunque creo que dichos comportamientos también dependen de muchos otros factores. De todas formas, espero no llegar a comprobarlo por mí misma...
Un saludito :)