domingo, 15 de marzo de 2009

NO TE OLVIDO...


Un día mi hermana (la que ya no está) y yo estabamos en el jardín de casa, yo como era "mu" chula y de las modernas estaba fumando como una chimenea, ella me miraba y decía que estaba como una cabra, que eso era malo y que como me viera papá me iba a enterar. Yo la miraba, y pensaba: "por Dios!, pero que pesada que es, a ver si de una vez se atreve a hacer algo arriesgado, y vive una aventura, que no me deja en paz". En ese momento ví como su cara cambiaba, me miró, y abriendo mucho los ojos me dijo: " ¡¡Papá está ahí!!, te ha visto, te va a matar!!!!". Por el rabillo del ojo, vi a mi padre que venía como una locomotora hacia nosotras, atravesando el jardín, como si fuera Atila (seguro que ahí ya no volvió a crecer el cesped). Y yo con el cigarro en la mano, sin saber que hacer, ya no tenía tiempo, era demasiado tarde, me había visto y seguro que me hacía tragar el paquete de tabaco entero, y para más desgracia eran "Celtas cortos sin filtro", por aquellos años, el más barato y el que fumabamos los modernos y los "seudoprogues" como yo, y tragado debía de estar malísimo de la muerte...Así que lo que se me ocurrió fué levantarme de golpe y empezar a gritar a mi hermana, gesticulando con el cigarro en la mano, como una posesa :" menos mal que te he visto!!!!, eres una imprudente!!! pero como se te ocurre fumar y a tu edad!!! mira lo que hago con el cigarro!!!" y a continuación lo tiré al suelo y lo pisoteé como si fuera un mal bicho...A todo esto mi hermana alucinaba, no se lo podía creer, me miraba como si se hubiera fumado un porro, con los ojos abiertos como platos...Pero mi padre, al ver la escena, dió media vuelta y se marcho por donde había venido, no sé, supongo que pensaría que para broncas ya estaba bien con la que yo le había dado a mi hermana y que tampoco era cuestión de más tortura...
A mi hermana nunca la he olvidado ni la olvidaré, nos dejó pronto, por culpa del cancer, fué cancer de pulmón, maldito cancer...

10 comentarios:

francisco dijo...

No sé qué decirte Carla.
Sólo unos momentos de compañía y un abrazo.

Viviane Moreno dijo...

Hola Carla

Espero que estés mejor[...]

Lo siento y deseo que sigas caminando con el mejor de ti, seguro que tu hermana quedaría muy feliz de verte feliz y seguindo.

Que Díos bendiga tu vida y tu familia y que seas muy, muy, muy feliz!

Que tengas un bueno fin de semana y que no lo dejes de sonreír.

Te conozco ahora y paso a seguirte!

Abrazos y afectos.

alma máter dijo...

Maltita enfermedad, Carla.

Te envio un beso muy fuerte lleno de cariño y de fuerza.

Amig@mi@ dijo...

seguro que allá donde esté ella se ríe ahora de tu ocurrencia.
Sólo me queda decirte que lo siento, y darte un abrazo a través de la pantalla...

ROSALIANM dijo...

Que historia más graciosa y triste a la vez por la muerte prematura de tu hermana. Pero la anecdota no tiene desperdico...
Un beso.

Nefer dijo...

Se me ha quedado la sonrisa que me estaba sacando tu relato congelada en la boca... lo siento mucho... la vida algunas veces da unos palos que no se saben por donde vienen.

Besillos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Lástima el final del post que da un sentido agridulce pero qué risas que me he echado. Eso es saber salir de situaciones embarazosas: el aborto fumeril fue genial. Ya sabes lo que tienes que ir planteándote, ¡pero ya! Cógete mi método u otro, pero no cejes en el empeño.

carla dijo...

No quiero que os sintais mal, el relato es para sacaros una sonrisa con lo que pasó. Tengo el convencimiento que mi hermana está fenomenal, lo sé, así que hay que sonreir. Simplemente fué una mención a ella, porque la quería y la seguiré queriendo...siempre.

Aida dijo...

Es bonito que haya esos buenos momentos para recordar :)

Una maruja en internet dijo...

Yo tambien fumé celtas cortos sin boquilla, se los quitaba a mi padre, y me pasaba todo el rato escupiendo, pero el caso era hacer algo que sólo lo hacían los hombres ;).

Un abrazo Carla.